· Publicado en Monográfico Objetivos de Desarrollo Sostenible y Gobiernos Locales

De los ODM a los ODS: una hoja de ruta para facilitar la contribución de los gobiernos locales y regionales

De los ODM a los ODS: una hoja de ruta para facilitar la contribución de los gobiernos locales y regionales

El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) ha publicado un informe titulado 'De los ODM al desarrollo sostenible para todos, un informe sobre la transición de la implantación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)' que contribuirá al creciente debate sobre los ODS.

A medida que la comunidad internacional se va comprometiendo en firme con la implementación de los ODS, la experiencia de los ODM ofrece un buen número de lecciones de las que puede sacarse mucho partido en un futuro cercano. El informe de la UNDP proporciona a los gobiernos subnacionales y a las autoridades y comunidades locales una serie de recomendaciones importantes y, a su vez, les asigna una fuerte responsabilidad. Se refiere al nivel local como una pieza clave del proceso de implementación y localización de los ODS, y anima a los actores locales de todos los niveles de gobierno a valorar los aspectos positivos y negativos de los ODM y, sobre todo, el éxito de esta campaña para dirigir las acciones futuras.


Este informe, que está disponible en la página web del PNUD, bajo este enlace, propone diez recomendaciones claras para la implementación de los ODS basadas en el trabajo que las Naciones Unidas, sus agencias, los gobiernos nacionales y su gente han dedicado durante los últimos quince años a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Los agentes locales, los gobiernos subnacionales y las comunidades comprometidas se encuentran en el centro de esta estrategia.

El hecho de que los ciudadanos sean conscientes es clave para mejorar el sentido de responsabilidad de los gobiernos nacionales: una implementación y localización a medida con el compromiso de los gobiernos y autoridades subnacionales es una de las recomendaciones clave (la número 5) que indica el informe. Una colaboración comprometida entre los gobiernos locales y nacionales –mediante una “estrategia colaborativa” eficaz que pueda replicarse en el proceso de localización de los ODS– es crucial para “sacar partido de los conocimientos técnicos locales, promover la implicación directa de los ciudadanos, identificar y dar prioridad a las personas más desfavorecidas, y reforzar la responsabilidad y la transparencia” (p. 70). El informe también propone la capacitación de los “agentes locales para el cambio” (recomendación nº 3) como impulsores de una nueva conciencia de los ODS y de su naturaleza y alcance «glocales». Los agentes locales son intermediarios que pueden ayudar a las personas a entender los ODS como un objetivo nacional para alcanzar propósitos globales comunes y compartidos.


Se refiere al nivel local como una pieza fundamental del proceso de implementación y localización de los ODS, y anima a los actores locales de todos los niveles de gobernanza a valorar los aspectos positivos y negativos de los ODM y, sobre todo, el éxito de esta campaña para dirigir las acciones futuras.

Las recomendaciones y la agenda del PNUD son coherentes, además, con los esfuerzos que CGLU y el Global Taskforce (GTF) han realizado durante mucho tiempo. Este informe puede aportar mayor visibilidad, así como legitimación institucional, a la experiencia que CGLU y el GTF han adquirido en sus acciones. La incidencia política global, el aprendizaje entre pares y el compromiso de la comunidad han constituido la base de la estrategia más reciente, cuyos beneficios se han presentado en la 2ª Asamblea Mundial de Gobiernos Locales y Regionales, organizada por el GTF durante la reunión de Hábitat III en Quito, y que ha propiciado un nuevo consenso global sobre el desarrollo sostenible y el papel de los gobiernos locales.

Aprender practicando sobre el terreno

El informe del PNUD también es un valioso instrumento porque destaca el valor añadido de 15 años de práctica sobre el terreno. Las lecciones aprendidas por los activistas, políticos y líderes locales, nacionales y globales a este respecto pueden conformar una hoja de ruta eficaz hacia el éxito en la implementación de los ODS. El informe dedica especial atención al desarrollo de las labores de incidencia. La comunicación, la implicación y la organización han sido herramientas potentes para adaptar los ODM (y sus ambiciones universales) a los problemas y retos reales a los que se enfrenta diariamente la población. Las alianzas e iniciativas a distintos niveles han sido muy útiles para revitalizar los ODM en contextos diversos de todo el mundo como India, África occidental, Asia Sudoriental o los países latinoamericanos.

Con el objetivo de localizar e implementar los ODS, las estrategias subnacionales –definidas y dirigidas por las autoridades locales, las comunidades y los agentes sociales, y coherentes con las políticas nacionales y la misión global de los ODS– pueden ayudar a abordar las desigualdades, la falta de transparencia y a tener en cuenta adecuadamente las necesidades de las comunidades más marginales y menos capacitadas. Finalmente, el informe, destaca la importancia de la recopilación de datos y un enfoque constructivo hacia las nuevas tecnologías y herramientas disponibles hoy en día: la supervisión y la gestión de informes serán esenciales para cumplir el objetivo de los ODS, y un ámbito de experiencia en el que CGLU puede ser de gran ayuda a sus miembros y contribuir a los esfuerzos globales para implementar los ODS y supervisar adecuadamente su progreso en la comunidad internacional.

 

 

Especial Objetivos de Desarrollo Sostenible y Gobiernos Locales

En septiembre de 2015, la Asamblea de Naciones Unidas adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosteridad. Una estrategia global que supone un paso más allá de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y que, por primera vez, situa en el Objetivo 11 el ámbito local como espacio de acción clave para la consecución de los 17 objetivos y 169 metas que contempla el nuevo marco de acción, con el horizonte en 2030.

Desde la conferencia de Río +20 en 2012, se han realizado multitud de consultas a nivel nacional, regional e internacional para definir la nueva agenda de desarrollo global que sustituiría a los Objetivos de Desarrollo del Milenio.


Los objetivos y metas fueron acordados por el Grupo de Trabajo Abierto intergubernamental (GTA) en el 2014. La Comisión de Estadística de la ONU ha propuesto, en marzo de 2016, un conjunto de indicadores globales para medir el progreso hacia los objetivos.

La Agenda 2030 será el marco de referencia de los programas mundiales en los próximos años, un compromiso mundial y universal, en el que cada Estado marcará los retos específicos que afronta, de acuerdo a este gran acuerdo global. Los Gobiernos Locales tienen mucho que decir. Por ello, hemos creado este monográfico, en el encontrarás documentos, referencias y noticias relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con el que todos/as estamos comprometidos/as.