· Publicado en Imperdibles

Gobiernos locales de Marruecos y Andalucía aprueban una Declaración que subraya el rol de proximidad en la gestión inclusiva de los procesos migratorios

Gobiernos locales de Marruecos y Andalucía aprueban una Declaración que subraya el rol de proximidad en la gestión inclusiva de los procesos migratorios

El Seminario virtual internacional ‘Migraciones y Cooperación entre ciudades del Mediterráneo’, con participación de Andalucía y Marruecos, concluye la emergencia de un relato sobre las movilidades humanas que refleje el impacto del proceso migratorio en las comunidades de origen.

Durante dos jornadas, más de un centenar de responsables políticos, cargos electos, responsables institucionales, del ámbito académico y los medios de comunicación de ambas orillas, han disertado acerca de los distintos aspectos de una realidad compleja, de consecuencias estructurales en las comunidades de origen, tránsito y destino, y en especial, en el entorno familiar y social que dejan atrás las personas migrantes.

Las sesiones han hecho hincapié en el papel creciente que han adquirido los gobiernos locales en la atención a las personas migrantes; alcaldes y responsables institucionales de Andalucía y Marruecos han mirado a la otra orilla y han podido completar un relato que solo viven desde una de las dos perspectivas; crear un clima de acogida, facilitar recursos básicos para la supervivencia en situación emergencia social y ausencia de amparo legal, buscar la alianza de la sociedad civil, y profundizar en el conocimiento de las causas o desvelar la falta de herramientas para una atención social integral, por parte de los gobiernos locales, son algunas de las perspectivas que se han oído en las dos sesiones.

El seminario ha contado con una amplia participación del ámbito político e institucional desde la sesión de apertura, que contó con el alcalde de Fnideq, Redouan Najmi; el representante de ONU Hábitat Marruecos, Abdellatif Bouazza; el alcalde de Campillos y secretario de Migración y Cooperación del FAMSI, Francisco Guerrero; y Aymane ElGhazi,  presidente de la Comisión de Partenariado, cooperación internacional y de Marroquíes por el mundo del Consejo Regional de Tánger Tetuán Alhucemas. Entre las conclusiones, el binomio recursos – servicios básicos para favorecer la inclusión en los territorios.

El foro se ha fundamentado en las conclusiones de estudios e investigación, realizados en el marco del proyecto ‘Migración entre ciudades del Mediterráneo’ (MC2CM) y ONU Hábitat; la intervención de Raquel Martínez Chicón, profesora de la Universidad de Granada, puso el acento en la visión cosmopolita del concepto de cultura, que lejos de limitarse a los aspectos identificados como propios de un determinado territorio según la concepción mayoritaria, “es fruto de los habitantes que habitan y transitan en él, y de sus aportes en el tiempo”, en el ámbito académico. A esta visión se suman las conclusiones del estudio en ocho municipios, dos universidades y más de una veintena de ONGD y asociaciones coordinado por la antropóloga e investigadora Mercedes Jiménez; el análisis desvela que el esfuerzo solidario de colectividades locales y ciudadanía es la fórmula para abordar la gestión local de las migraciones con enfoque inclusivo y de derechos humanos. En este sentido, Amina Bargach, psiquiatra infantil y activista de derechos humanos, defendió la necesidad de entender y sentir la discriminación que sufren estas personas como primer paso en la lucha contra esta lacra.

Pese a que la vivencia migratoria está lacrada por la ausencia de garantías y vinculada, de manera dramática, a la vulneración de derechos fundamentales, el estudio de las aspiraciones de buena parte de la juventud marroquí contradice estas conclusiones. Según los resultados del diagnóstico realizado por Abdelouahed Essadki en los barrios de Malaga y Touta en Tetuán, OuladHmid y Mrina (Hay Salam) en Alqaarquivir, y Hay Mhashas y Dior Alhawata, en Larache, cerca del 75% de la población joven contempla la opción de iniciar un proceso migratorio en los próximos diez años, y casi un 60% confirma el deseo de emigrar.

La experiencia marroquí desvela los intentos por aportar al colectivo de personas migrantes la componente local a los instrumentos internacionales existentes, y en la Estrategia Nacional para la Inmigración y Asilo -SNIA- (en francés), aprobada por el gobierno marroquí en diciembre de 2014. La SNIA contempla a las personas migrantes como palanca del desarrollo económico y social del país, en línea con el compromiso de Marruecos en la Agenda Africana para las migraciones y en el proceso de elaboración del Pacto Mundial para las migraciones. La intervención de Adnane El Ghazi, responsable técnico del Plan de Acción Comunal en el Ayuntamiento de Oujda, permitió conocer un ejemplo de la inclusión de las migraciones entre las competencias municipales, en un contexto de alianza continental, y teniendo en cuenta el elemento de cooperación sur-sur como vector de solidaridad africana. La nueva política de inmigración marroquí permitió regularizar a 23.096 personas en 2014, y a cerca de 24.000 personas en un segundo periodo, aún abierto.

El seminario ha dedicado una jornada al relato de las migraciones en los medios de comunicación; periodistas de ambos lados del Estrecho han subrayado la dificultad de hacer frente a la rapidez y contundencia de los discursos de odio; a ello se suma la precariedad laboral del colectivo y la existencia de un panorama mediático cada vez más condicionado por la creciente presencia de bulos, lanzados, en ocasiones, desde tribunas políticas de ultraderecha o cercanas a ella, que hacen compleja la construcción de una realidad basada en la comprensión de las causas y el contexto que rodean a los procesos migratorios.

El Seminario Internacional online 'Migración y Cooperación entre ciudades del Mediterráneo’, celebrado el martes día 30 de noviembre y miércoles 1 de diciembre, es  una iniciativa organizada por el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional, FAMSI y la Federación ANMAR, fruto de la colaboración de dos proyectos financiados por la Unión Europea y la Agencia Suiza de Cooperación al Desarrollo, a través del Programa ‘Migraciones entre Ciudades del Mediterráneo’ (MC2CM), con la colaboración con ONU Hábitat, CGLU y el Centro Internacional para el Desarrollo de Políticas Migratorias (ICMPD).

Aquí puedes acceder a la ‘Declaración ANMAR. Migraciones y colectividades locales’.

 

 

Trabajamos por la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

 
Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

 
Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos/as en todas las edades.

 
Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos/as.

 
Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

 
Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países.

 
Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Descargar archivos adjuntos: