· Publicado en Ayuda al Desarrollo

Comienzan en Quinindé las obras de la campaña 'Andalucía Solidaria con Ecuador'

Comienzan en Quinindé las obras de la campaña 'Andalucía Solidaria con Ecuador'

Es el primer paso para la reconstrucción de dos centros Centros Infantiles Buen Vivir (CIBV) situados en Quinindé, cantón de la Provincia de Esmeraldas ubicado en la Región Costa, en la zona Nuevo Quinindé de la parroquia Rosa Zárate.

Las obras de demolición y remolición son asumidos por la alcaldía, como contraparte local del proyecto y permitirán iniciar de inmediato las obras de reconstrucción de dos centros de cuidado de niños y niñas de la zona, que de forma temporal han sido reubicados hasta que finalicen las obras.

Con motivo de la demolición y retirada de escombros, los días 22 y 23 de marzo, la responsable técnica del FAMSI en Ecuador, Rocío Romar, supervisó, junto Daniela Manriquez, coordinadora general de los proyectos del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES),  las obras iniciadas así como la reubicación de los menores. Un equipo de comunicación del Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Quinindé acompañó al equipo técnico para documentar el proceso y conversar con la población, educadores/as y vecinos/as de la comunidad, que se vio afectada por las consecuencias del terremoto que azotó el país en abril de 2016.

Como contraparte local, la alcaldía ha puesto a disposición la maquinaria y la mano de obra necesaria para las acciones previas a la reconstrucción de los centros, un proceso guiado y supervisado por personal técnico local especialista en demolición y reconstrucción post- terremoto. Las obras de reconstrucción, que se prevé comiencen en el próximo mes de abril, permitirán devolver la normalidad a los barrios de Bellavista y 24 de junio, y sobre todo, a las familias de los 80 niños de entre 12 y 36 meses que acuden a estos dos centros.

Se trata de dos centros que sufrieron graves daños tras el terremoto: el Centro 'Semillitas del Mañana' estaba en muy mal estado pero requería aún la demolición de varias paredes y de la remoción de todos los escombros. Este solar, si bien es el más pequeño, es el que más desafíos presenta cara a la futura construcción, debido a que el terreno sufre un desnivel de alrededor de dos metros, linda con varias viviendas y está muy cerca del río Blanco. Aquí acudían cada día 40 menores del barrio Bellavista, que ahora se encuentran de forma temporal en un colegio en desuso desde hace dos años, pero sin las necesidades de atención que requerieren los niños y niñas de tan corta edad. "Se nos hace complicado hasta ir al baño con los peques, porque está muy lejos de las aulas”, destacaba Sandra Mendoza, una de las educadoras del centro.

El Centro 'Dulce Hogar' estaba aún en pie, y aunque inicialmente se esperaba poder rehabilitarlo, el estudio técnico reveló que los graves daños de la estructura obligaban a su reconstrucción; antes de avanzar con el proceso, un equipo de obreros especialistas post-terremoto coordinó con la comunidad la retirada previa de materiales que podrían ser reutilizados, como ventanas, vigas o chapas metálicas. Así, el pasado viernes día 23 comenzaron estos trabajos y el derrumbe de las paredes en riesgo de derrumbre por su inestabilidad. Al final del día, se procedió a realizar un inventario de los materiales extraídos que han sido entregados a la comunidad. Esto, además, facilitará el trabajo de la maquinaria que esta semana continua con la demolición de la estructura. De forma paralela se han iniciado las obras de acondicionamiento de la calle colindante al Centro, una de las zonas con peor dotación de la zona de Nuevo Quinindé, en la parroquia Rosa Zárate.

A este centro también acudían 40 menores, en este caso, del barrio 24 de junio y que actualmente se encuentran realojados temporalmente en una vivienda que está siendo alquilada por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), el organismo público que tiene la competencia de la educación y el cuidado de los menores de este rango de edad. Doris Álava, educadora del centro destacaba la necesidad de esta ayuda "para que nuestros niños y niñas tengan suficiente espacio, y espacios adaptados a sus necesidades; así ellos serán más felices, y también las educadoras y los padres y madres”.

Los socios del FAMSI que han apoyado estas iniciativas son la Diputación de Sevilla, la Diputación de Huelva, la Diputación de Cádiz, la Diputación de Granada y la Diputación de Jaén; el Ayuntamiento de Lebrija, el Ayuntamiento de Dos Hermanas, el Ayuntamiento de Cartaya, el Ayuntamiento de la Puebla de Guzmán, el Ayuntamiento de Alcalá la Real, el Ayuntamiento de Nacimiento, el Ayuntamiento de Córdoba, la Entidad Local Autónoma de Ventas de Zafarraya y la Mancomunidad Desarrollo Condado de Huelva.

La campaña Andalucía Solidaria con Ecuador, coordinación municipal para impulsar la reconstrucción

El 16 de abril de 2016 se produjo el peor seismo de las últimas tres décadas en Ecuador. Provocó la muerte a cerca de 700 personas; 6200 resultaron heridas; se perdieron o sufrieron serios daños 26.000 viviendas y gran número de infraestructuras sociales. El coste de la reconstrucción se cifró en 3.344 millones de dólares.

Pocas horas después del terremoto, el presidente de la FAMP y presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, el presidente del FAMSI y de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo y el Cónsul de Ecuador en Sevilla, Héctor Salgado Rodríguez, mantuvieron una reunión para coordinar la campaña de ayuda de las diputaciones y ayuntamientos andaluces en relación con las consecuencias del terremoto y las réplicas que azotaron el país desde el primer momento.on las primeras iniciativas que concretan el apoyo de los gobiernos locales y provinciales andaluces a una convocatoria que se lanzó solo dos días después del terremoto de 7,8 grados que azotó Ecuador. Poco después, a mediados de octubre, un equipo del FAMSI se desplazó a Quinindé para establecer contacto directo con el gobierno municipal e iniciar el proceso de concertación para la ejecución y seguimiento de las obras.

Desde el inicio, como en otras emergencias en las que el FAMSI ha reaccionado con campañas de solidaridad movilizando a actores locales y provinciales, se decidió que la intervención se produciría pasada la fase inicial, y destinando los fondos recaudados a la reconstrucción de infraestructuras sociales básicas, según la demanda del propio Gobierno de Ecuador. Los contactos con las autoridades locales se concretaron en la solicitud de reconstrucción de estos Centros de Educación Infantil que atienden a menores de familias que necesitan estos servicios para realizar sus tareas productivas y mantener la economía familiar.

Si quieres ver más imágenes del inicio de las obras, el encuentro con las educadoras y el equipo técnico de la demolición y comunicación, entra en este álbum de fotos.

 

Estas acciones contribuyen a la consecución de la Agenda 2030 y en especial, de los objetivos:

 
Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos/as.

 
Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

 
Objetivo 17: Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Secciones