· Publicado en Comunicación

FAMSI expresa su repudio a la violencia del ejército israelí, lamenta la pérdida de vidas y reitera un enérgico rechazo a la ocupación

FAMSI expresa su repudio a la violencia del ejército israelí, lamenta la pérdida de vidas y reitera un enérgico rechazo a la ocupación

Así ha quedado recogido en la Resolución aprobada en la Asamblea General de socios celebrada en Sevilla el día 10 de mayo de 2018. El documento propone una moción para ser tomada en consideración por aquellos municipios y diputaciones que deseen elevarla a votación en sus respectivos Plenos. La resolución responde a los derechos del pueblo palestino conculcados desde hace 70 años, cuando se proclamó de manera unilateral el Estado de Israel, el 15 de mayo de 1948.

El documento cobra aún más vigencia cuando Estados Unidos ha consumado la amenaza de trasladar su Embajada a Jerusalén, al tiempo que protagonizaba la matanza de medio centenar de palestinos y palestinas que se movilizaban en Gaza. Más de 2000 personas han sido heridas en las últimas horas por los disparos del Ejército israelí. 

La resolución recoge el "repudio al empleo de la violencia por parte del ejército de Israel, ante los manifestantes desarmados que ha causado 18 muertos y centenares de heridos en el inicio de la Marcha por el retorno, el pasado 30 de marzo en conmemoración del Día de la Tierra Palestina, que tiene por objetivo reclamar de manera pacífica el derecho de los refugiados palestinos al retorno a las tierras que les fueron arrebatadas mediante expulsión forzosa a partir del 15 de mayo de 1948, día en el que los israelíes proclamaron la creación de su Estado hace ya 70 años".

La resolución recuerda y "lamenta la pérdida de vidas humanas y personas heridas y manifestamos nuestra solidaridad con sus familias y la población palestina en general y de Gaza en particular", rechazando el argumento de seguridad que arguye Israel "para acabar impunemente con la vida de civiles desarmados cuya intención con su manifestación era hacer visible y reclamar un derecho que les reconoce y ampara la Resolución 3236, 2 de noviembre de 1974 de las Naciones Unidas". 

"Reprobamos el anuncio de la Presidencia de los Estados Unidos de América y otros países de trasladar su Embajada a Jerusalén, reconociéndola de facto como capital del Estado de Israel, en contra de las resoluciones de las Naciones Unidas y del consenso general de la Comunidad Internacional", contempla el documento aprobado por la Asamblea General del FAMSI, "un hecho especialmente grave  e injusto - añade - pues empeora las condiciones para la Paz, imposibilita la solución de dos estados y ahonda en la confrontación".

La resolución expresa la preocupación por la retirada de los fondos a Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo, UNRWA, por sus consecuencias negativas para la asistencia humanitaria a la población palestina para quien en muchos casos, UNRWA es su único valedor. Reitera el enérgico rechazo a la ocupación de Cisjordania "pues conlleva mediante la anexión ilegal de tierras por diferentes vías, la desintegración de su territorio, así como al injusto bloqueo al que se ve sometido la población de Gaza, sabedores del sufrimiento que tales circunstancias acarrean al pueblo palestino". El documento insta, una vez más, a la Unión Europea para que dé una respuesta firme de a Israel, para que condene sin excusas el reiterado uso de la violencia que en todas sus formas, emplea el Estado de Israel contra el pueblo palestino y para que tome las medidas necesarias para promover la consecución de una Paz justa y duradera en Oriente medio, construida sobre la solución de “dos naciones, dos estados” que permita a los pueblos palestino e israelí vivir en paz y buena vecindad y ser los únicos dueños de su futuro. Para ello se hace más necesario que nunca el reconocimiento de pleno derecho del Estado Palestino, añade.

También se insta al Estado Español a que reconozca de pleno derecho al Estado Palestino, tal y como fue aprobado en Proposición no de Ley por el Pleno del Congreso de los Diputados en su sesión del día 18 de noviembre de 2014, "convencidos, en coherencia con dicha Proposición, de que la única solución posible para el conflicto es la coexistencia de dos Estados, Israel y Palestina pero en términos justos y equitativos"

La resolución concluye con un llamamiento: "Llamamos desde nuestra posición como gobiernos locales, representantes de la ciudadanía de nuestros municipios y provincias, al cumplimiento sin demora de la legalidad internacional, expresada en las todas las resoluciones de las Naciones Unidas desde la Resolución 181/11, 29 de noviembre de 1947, como eje vertebrador principal para la resolución de la injusticia que viene padeciendo el pueblo palestino". 

 

Secciones