· Publicado en Ayuda al Desarrollo

“Desde que nací, he estado bebiendo agua del río. Desde hoy podré beber agua buena”

“Desde que nací, he estado bebiendo agua del río. Desde hoy podré beber agua buena”

El proyecto “Mejora del acceso al agua potable, con tecnologías adaptadas y su gestión sostenible, según los Planes Comunales de Hidráulica y Saneamiento de las Comunas de Dar El Barka, Bababé et Are'n Bar”, comienza a obtener resultados tangibles. El proyecto cofinanciado por la Unión Europea y por el FAMSI, a través de las Diputaciones de Jaén y de Huelva, finalizó el 19 de marzo los trabajos de construcción del sistema solar de aducción de agua potable a poblaciones aisladas en la margen mauritana del río Senegal, en pleno Sahel.

“Desde que nací, he estado bebiendo agua del río. Desde hoy podré beber agua buena”. Así describe AminataSy el cambio que supone en el día a día el tener acceso a agua potable. Sus palabras quieren decir muchas cosas. Quieren decir, por ejemplo, que las bombas manuales y de pie no funcionan, ya que suponen un enorme esfuerzo para mujeres y niños (responsables de su colecta) y se estropean rápidamente. Que el agua del río o de los pozos abiertos contiene bacterias y microbios que les provocan enfermedades que merman significativamente su salud. Que el agua potable es un derecho, probablemente, el más básico al que las poblaciones vulnerables debieran tener acceso. 

Esta mujer nacida en Samana, localidad donde se ha reemplazado una bomba manual estropeada por el sistema de aducción solar de agua potable a bajo coste introducido por el FAMSI en África del Oeste, formará parte del Comité del Agua creado para gestionar su uso. 

En el acto estuvieron presentes el alcalde de la Comuna de Aéré Mbar, los notables del pueblo, el coordinador técnico de FAMSI y la empresa responsable de los trabajos, con el objeto de formalizar la recepción de la obra. El rol de apropiación y seguimiento de la Comuna, en coordinación con las distintas aldeas, es un elemento esencial en la estrategia de itervención del FAMSI y de la Unión Europea.

Es asimismo importante recalcar que la realización del sistema de aducción es solamente la punta del iceberg. El acompañamiento y la formación continua del FAMSI para que el Comité pueda gestionar el buen uso y mantenimiento del punto de agua es la clave de nuestra intervención. El generar un fondo para futuras reparaciones a través de las cotizaciones de los usuarios es la clave del éxito de nuestro trabajo.

Otras experiencias llevadas a cabo en anteriores intervenciones demuestran que es posible. Sara Souki, una localidad vecina que ya se vio beneficiada a finales de 2013, disfruta del agua potable de la fuente pública y ya tiene un fondo de más de 110.000 ouguiyas, más de 300 €. Ese es el camino.

Frente al COVID 19

FAMSI frente al COVID 19

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones