· Publicado en Ayuda al Desarrollo

Finalizan las obras y equipamiento para el acceso al agua potable en el proyecto del FAMSI en Mauritania

Finalizan las obras y equipamiento para el acceso al agua potable en el proyecto del FAMSI en Mauritania

“La gente en el pueblo ya no enferma de diarrea”. Amadou Bah, jefe del pueblo de Diama, Comuna de Dar el Barka.

El pasado jueves se inauguró junto a las autoridades comunales, los notables del pueblo y los responsables de la ejecución de la obra y del seguimiento de la misma, la última realización prevista de la intervención en Mauritania del FAMSI en su proyecto "Mejora del acceso al agua potable, con tecnologías adaptadas y su gestión sostenible", cofinanciada a través de las Diputaciones de Jaén y Huelva y la delegación de la Unión Europea. 

El proyecto tiene previsto aún diez meses de intervención donde se trabajará intensamente en la formación de albañiles locales y en un modelo de letrina haciendo hincapié en estudios que puedan dotar de herramientas de gestión que sean duraderas y concretas a nuestros socios, los ayuntamientos y las pedanías rurales. También se iniciará la formación técnica, financiera y comunitaria y se trabajará la sensibilización de la población.

Además se está llevando a cabo la realización de sondeos manuales equipados con energía solar. Esta tecnología de bajo coste adaptada al contexto se ha convertido en la obra principal desde el año 2013 para dotar de agua potable a localidades de menos de 500 habitantes. UNICEF ha completado ya más de treinta equipos en todo el territorio mauritano y la técnica está siendo introducida con éxito en Senegal a través de la intervención del FAMSI, financiada por la Junta de Andalucía.

Hasta el momento tres sondeos totalmente equipados llevan varios meses funcionando. Los pueblos, aislados geográficamente, han visto mejoradas sus condiciones de vida de forma significativa. En una misión de seguimiento junto a ADAGE, gabinete de consultores contratados por la Unión Europea para hacer un apoyo técnico de los proyectos, comprobamos con satisfacción que las instalaciones han soportado las tremendas inundaciones acaecidas en las semanas pasadas y funcionan perfectamente; que los comités locales de gestión están bien organizados; que los usuarios cotizan regularmente y que la carga de móviles, actividad de desarrollo económico local asociada al punto de agua para dotar de mayor sostenibilidad a su gestión, es un completo éxito, a pesar de no disponer de electricidad.

Mario Viyuela, coordinador del FAMSI en Mauritania y Senegal ha destacado que la entidad "ha querido dar un paso más en la intervención, aumentando el impacto sin reducir la eficiencia que nos caracteriza, y de la elaboración participativa de los Planes Comunales de Hidráulica y Saneamiento, realizados en el pasado proyecto". En él surgieron necesidades acuciantes en localidades de  800 y 1.000 habitantes que no disponían de agua potable debido al mal estado de sus instalaciones o porque otros actores no habían completado el equipamiento de la aducción de agua.

Superando objetivos

Gracias a la optimización de las obras, se han podido lograr varios objetivos. Esto ha permitido reemplazar una bomba solar estropeada y que más de 1.800 personas pertenecientes a tres pueblos puedan disfrutar de agua potable en sus casas desde el pasado mes de junio. Asimismo, se ha construido un gran depósito con capacidad de 20 toneladas, una red de acceso al agua potable a más de 90 hogares, incluidas la escuela, el puesto de atención primaria y la mezquita, y todo el equipamiento solar en la localidad histórica de Dioude Walo en la región del Fouta Toro, que cuenta con más de 900 habitantes.

Para leer la noticia original en los medios mauritanos pincha aquí.

Por último se ha completado la obra del PNUD en Kadiel Abou, pueblo de repatriados que vivieron en primera persona el terrible conflicto senegalo-mauritano del 89 que actualmente tienen agua potable en sus casas alimentada por energía solar.

Para saber más de los acontecimientos de 1989 entre Mauritania y Senegal pincha aquí.

Viyuela ha agradecido profundamente "la colaboración a la Diputación de Jaén y a la Delegación de la Unión Europea, que han financiado las obras en la misma proporción". Además ha señalado que "la Diputación de Huelva entrará seguidamente en escena con su contribución a la mejora del saneamiento en escuelas y centros de salud".

"Mejora del acceso al agua potable, con tecnologías adaptadas y su gestión sostenible"

 

Frente al COVID 19

FAMSI frente al COVID 19

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones