· Publicado en Comunicación

Comienza 'Mujeres Migrantes, comunicación y convivencia inclusiva en entornos locales'

Comienza 'Mujeres Migrantes, comunicación y convivencia inclusiva en entornos locales'

Rociana del Condado (Huelva) y Chiclana de la Frontera (Cádiz) acogen la puesta en marcha del ciclo formativo de esta iniciativa; se trata de un programa orientado a transmitir en la sociedad andaluza valores de respeto y apoyo hacia las personas migrantes destacando el papel integrador y comunitario de las mujeres migrantes en los municipios. 

Se trata de una propuesta del FAMSI, en colaboración con EMARTV, financiado por la Dirección General de Políticas Migratorias de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, y el apoyo del Ayuntamiento de Rociana del Condado, la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva y el Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera. 

Juan Carlos Díaz, coordinador de Programas Multilaterales y Desarrollo Territorial del FAMSI y Raquel Maza, coordinadora del proyecto, han acudido a los dos municipios para dar inicio al ciclo formativo de un proyecto que sitúa a las mujeres migrantes en un lugar protagonista de la atención, como activadoras de procesos de inclusión en las comunidades locales a las que pertenecen. Además, el proyecto busca fomentar un cambio positivo en la ciudadanía, en su actitud hacia las personas migrantes y especialmente hacia las mujeres, a través de campañas de sensibilización. 

El proyecto ha dado los primeros pasos en Rociana del Condado, Huelva, con una formación a quince mujeres migrantes sobre el manejo de herramientas de comunicación que les permitirá mejorar sus habilidades comunicativas y, de este modo, mejorar su empleabilidad. El proyecto busca incrementar la capacidad de inserción del colectivo, facilitarles la inclusión y participación en la comunidad, y valorar sus aportes a la vida de las comunidades. 

Chiclana de la Frontera ha iniciado también este primer ciclo de formación, como parte de las actividades del proyecto: abordar los procesos de integración de este colectivo, en total, 30 mujeres migrantes de dos municipios andaluces, socios del FAMSI, a través de la realización de talleres que eleven sus capacidades comunicativas a través del conocimiento de procedimientos y técnicas relacionadas con la producción, guionización, interpretación y locución de contenidos audiovisuales. 

Se trata de una primera formación práctica que no solo busca la adquisición de nuevas aptitudes en materia de comunicación, sino también un modo de facilitar su capacidad de interrelación con la ciudadanía en general. Se trata de lograr los conocimientos fundamentales sobre el papel de comunicación audiovisual como mecanismo de liberación de la palabra y el proceso de perder el miedo a hablar en público. Recuperar la confianza en sí mismas como un paso esencial para que las mujeres tengan la capacidad de interactuar plenamente con su entorno, teniendo en cuenta la profunda conexión entre Comunicación, Participación e Integración social, bases de un círculo virtuoso que quiere impulsar esta propuesta. 

Tras esta primera línea de trabajo, el proyecto pasará a la segunda fase, que supone una oportunidad de recibir los aportes que cada una de las personas participantes del proyecto suma a su comunidad. Un momento en el que cobrarán protagonismo los testimonios audiovisuales de su historia de vida, que reflejarán todo el proceso que experimentaron, desde la salida de sus países de origen respectivos, hasta la acogida y proceso de inclusión en sus municipios. Los resultados se difundirán y dinamizarán en redes sociales del FAMSI y de EMARTV.  

La mejor forma de combatir la xenofobia y el racismo, así como los falsos rumores y prejuicios que los acompañan, es conocer la situación real de estas personas, su vivencia diaria, sus preocupaciones y satisfacciones, que son las mismas que las del resto de personas con las que conviven en los municipios. En este punto del proceso, las participantes del proceso de capacitación se convertirán en protagonistas de su propia historia y de las actividades de sensibilización que van a transmitir a los gobiernos locales y a la ciudadanía. 

Fotos: Ángela Olaya y Raquel Maza.  

 

Con estas acciones, el FAMSI quiere contribuir a la consecución de la Agenda 2030, y en particular, de los objetivos:

 
Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

 
Objetivo 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

 
Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

 
Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos/as.

    
Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

 
Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos/a.

 
Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países.

 
Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

 
Objetivo 16: Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas.

 

 

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones