· Publicado en Ayuda al Desarrollo

El agua que alimenta

El agua que alimenta

La Diputación de Huelva promueve en Malaui una Escuela Agropecuaria y una Red de Distribución de Agua para una población de más de 20.000 habitantes. El agua se convierte en el primer eslabón de una cadena de cambios orientados a erradicar la pobreza extrema en la zona. El proyecto cuenta con la colaboración la Diputación de Sevilla y el FAMSI.

Acceso a los alimentos, educación secundaria, atención sanitaria a las familias. En general, generación de herramientas para obtener ingresos con los que tener opciones de acceso a todas estas necesidades básicas, en un territorio con una fuerte dependencia de las condiciones climáticas y escasa capacidad de garantizar la seguridad alimentaria.

Malaui es una república presidencialista con un gobierno democrático y multipartidista, que obtuvo la independencia del Reino Unido hace poco más de cincuenta años (1964). Se estructura en tres grandes regiones, norte, central y sur, 27 distritos, y a su vez, divisiones tradicionales y administrativas. Su población supera los 17 millones y medio de habitantes que, según el Índice de Desarrollo Humano correspondiente al año 2014, tienen un bajísimo nivel de vida. El país ocupa el puesto 173 de la tabla de 187 países, en los puestos más bajos de Índice de Desarrollo Humano. La economía está basada en la agricultura con casi el 85% de la población viviendo en las zonas rurales.

Malaui es uno de los países sobre los que el cambio climático podría tener consecuencias más negativas y sobre los que se ha puesto el acento para destacar la urgente necesidad de activar la agenda de acción de la Cumbre de Desarrollo sostenible recién celebrada en París.

A comienzos de año, la responsable del proyecto en el país, la voluntaria onubense Sonia Moreno, daba cuenta de las actividades que ha llevado a cabo el proyecto, en una rueda de prensa junto al presidente de la Diputación provicial, Ignacio Caraballo. Caraballo ponía en valor el trabajo de la corporación en materia de cooperación internacional, destacando el esfuerzo de los cooperantes onubenses y la labor que se realiza en otros países como El Salvador, Cuba y Mauritania.

El impulso de la Diputación de Sevilla a una iniciativa que cumple una década

En Malaui, el proyecto de Escuela Agropecuaria y Red de Distribución de Agua ha permitido ya, en la zona de Mlale, la construcción de dos embalses, una red de distribución de agua, aulas para la enseñanza y toda la infraestructura necesaria para el funcionamiento de la Escuela. No solo ha sido Huelva la provincia que ha asumido un compromiso de cooperación con la población malauí.

Los comienzos del proyecto se remontan una década atrás, cuando la Diputación de Sevilla inició su relación con el país. La carencia de alimentos provocada por la escasez de lluvias causaba hambrunas que azotaban a la población. Esta fue una de las razones por las que se promovieron las primeras acciones solidarias desde la Diputación de Sevilla. Tras al menos cinco años de ayuda para suplementar la escasez de alimentos, la Corporación Provincial se planteó la posibilidad de atender a estas necesidades más allá de la ayuda de emergencia. Con la colaboración de un ingeniero del Consorcio de Aguas de la Provincia, se estudió la viabilidad de un proyecto que permitera la construcción de dos embalses para la acumulación de agua que compensara la escasez de lluvias. Esto ya ha permitido incluso la recogida de dos cosechas al año. En la actualidad, el proyecto ya ha alcanzado la segunda promoción de alumnado en la Escuela Agropecuaria.

Frente al COVID 19

FAMSI frente al COVID 19

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones